Como hacer una redirección 301 ?

Creado el 26 junio 2020

Cuando tienes una web, seguro que necesitarás en algún momento, redireccionar URLs de una página web a otra. Esto es muy frecuente si hemos cambiado el dominio si hemos reestructurado la web.

Trabajar con redirecciones 301 en una web en algún momento es muy normal. Y, de hecho, es aconsejable que las uses para mantener/mejorar el posicionamiento SEO de tu web, y la usabilidad de tu página.

Te preguntarás por qué te decimos esto, ¿verdad? Como usuario… ¿no te parece muy incómodo navegar por una web y acabar en una página que no existe? Pues para evitar ese problema tan habitual se usa la redirección 301.

Además, te damos una gran noticia, las redirecciones 301 es algo en lo que el soporte de tu hosting puede ayudarte, y hasta podemos hacerlas por ti, si la situación lo requiere. Por supuesto, si lo necesitas, nuestros clientes cuentan con servicio de atención al cliente, no dudes en contactar si necesitas ayuda.

En este artículo te contaremos qué es la redirección 301, qué tipo de redirecciones hay, cómo usarlas…

Vamos a por ello:

Qué es una redirección 301

Una redirección 301, es la orden que se le indica a un servidor web para que la realice cuando el usuario acceda a una URL no existente. El servidor web te lleva directamente a otra URL alternativa, que tú le fijas. Es decir, se usa cuando una URL ha dejado de existir o se ha introducido erróneamente, y nosotros queremos controlar donde dirigir al usuario. Si no hacemos esto nos encontraremos ante el famoso “error 404”

El número 301 significa, que la página ha sido movida a otra URL, y responde a un estado de respuesta del protocolo HTTP.

Es considerada una redirección permanente, es decir, que le indicamos desde el servidor, que esa URL ya no existe, o el contenido se ha movido permanentemente y ahora está en esta nueva ubicación, y la dirección válida es a la que hemos marcado para la redirección.

Razones por las que hacer una redirección 301

Las redirecciones en las webs se hacen de manera habitual, y los motivos más comunes son los siguientes:

  • Has eliminado contenido de tu web
  • Has comprado tanto el dominio .com como el .es, y quieres que cuando el usuario acceda al .es, le mande a tu web que está alojado en el .com.
  • La URL no es la adecuada, y la cambias
  • Has trasladado tu web a un dominio nuevo, y quieres que al entrar en el antiguo, dirija a los usuarios al nuevo para que puedan visitar tu web.
  • El contenido de la URL está anticuado, y quieres que envíen a los usuarios a una página con contenido más actualizado.
  • Necesitas que cuando el usuario acceda a la web sin usar las www, el http o el https, los redirija a tu web

Y por último, pero no por ello menor importante, es necesario cuidar el sistema de redirecciones de cara al SEO de tu web, y así subir posiciones. Usando las redirecciones, vas a conseguir que todas las urls estén conectadas, y así tanto Google como el usuario encuentren las páginas, sin llegar a una página de error 404. Si quieres saber qué es este tipo de páginas, aquí tienes un post de nuestro blog que te puede ayudar.

Otras redirecciones como 302, 303, o 307

Por supuesto existen otros tipos de redirecciones. A continuación, te explicamos cuáles son, y para qué sirven.

302 La redirección 302 indica que es temporal. Es decir, cuando sabemos que durante un periodo de tiempo estipulado, queremos que se envíe al usuario de una URL a otra. Pero en cuanto se quite la orden, todo vuelve a la normalidad. Ésta no traspasa PageRank, por lo que la autoridad a la nueva URL no cambia. Por esta razón conviene usar una redirección 301, que sí traspasa a autoridad de la URL.

Suele ser útil cuando detectamos un error en la web, y mientras solucionamos el problema, redirigimos al usuario a una URL con contenido similar. También se usan recurrentemente, para dirigir al usuario, a páginas con una promoción específica, como puede ser el Black Friday, rebajas o Navidad.

303 Una redirección 303 es una redirección server-side. Nosotros aconsejamos solamente usar este tipo de redirecciones, para gestionar envíos de formularios en los sitios web. Para evitar que el usuario pueda volver a enviar formularios cuando utiliza el botón de retroceso en el navegador. Con respecto al SEO, no influye, ya que Google no ejecutan la solicitud POST.

307 Es la redirección server-side, el equivalente HTTP 1.1. Es muy similar a la redirección 302, aunque en este caso, no deja cambiar el método de envío de POST a GET.

Se creó para usarse en el caso de que solamente se haya movido parte del contenido temporalmente a otra URL.

Como no está claro cómo influye en el SEO, es mejor usar la redirección 302, para indicar que el contenido se ha movido.

Cómo hacer una redirección

Las redirecciones se pueden hacer por código, y como te hemos dicho al comienzo del artículo, en algunos casos tendrás que contar con la ayuda de tu empresa de hosting o un profesional de la programación web.

Para ello hay que editar el archivo .htaccess. Este es un archivo muy delicado y podemos dejar la web inservible si hacemos una mala configuración. Edítalo solo si tienes el conocimiento necesario, y por supuesto realiza una copia de seguridad antes de cualquier cambio. La estructura báisca de una redirección sería así:

Redirect 3XX /url-antigua https://dominio.tld/url-nueva

En ella 3XX significa el tipo de redirección (301, 302,307…). A continuación, indicamos mediante una URL relativa qué URL queremos redireccionar (/url-antigua) y terminamos indicando dónde queremos redireccionar mediante una URL absoluta (https://dominio.tld/url-nueva).

Seguramente utilices WordPres, en ese caso nosotros te recomendamos usar algún plugin que te lo permita. Te enumeramos varios con los que puedes hacer redirecciones:

1. Redirection
Es uno de los plugins más antiguos y utilizados, además de ser muy liviano. Nos permite redirigir en función del navegador del usuario, redirigir todos los errores 404 de nuestro WordPress o de manera selectiva según la URL

2. 301 Redirects – Easy Redirect Manager
Este plugin te permite hacer redirecciones 301 entre páginas, tipos de post... y por URL personalizadas. Además, cuenta con estadísticas para conocer cuántas visitas reciben las URLs redireccionadas

3. Rank Math
Por último, este gran monstruo del SEO. Entre sus diversos módulos cuenta con uno para gestionar las redirecciones. Es bastante fácil de configurar y permite hacer redirecciones una a una o varias a una misma URL. Es ideal para utilizar todas sus funcionalidades o al menos la mayoría. En caso contrario, cualquiera de las opciones anteriores son más adecuadas.

¿Conoces algún otro plugin que funcione a las mil maravillas? ¡Cuéntanos!

Etiquetas: seo

 

Volver

centosdebianispconfigillumosopenvzsupermicrociscocogenthurricane ripe-ncc